Pedagogías

Montessori es la línea pedagógica que enmarca nuestro proyecto educativo; aunque nos nutrimos de otras pedagogías como el Enfoque Reggio Emilia o las aportaciones de Emmi Pikler en las que el niño es considerado protagonista de su propio aprendizaje.

pedagogia montessori

MÉTODO MONTESSORI

El ambiente Montessori permite a los niños aprender a través de diversos materiales manipulativos. Es un ambiente preparado en el que todo está minuciosamente estudiado y secuenciado para favorecer la autonomía y  el aprendizaje. Estos materiales se encuentran clasificados en áreas de conocimiento.

 

Es muy importante que el ambiente esté cuidado y ordenado  para aportar seguridad y así influir en la organización de la mente del niño.

 

Todo ello bajo la mirada de Guías y Asistentes formados, que acompañan a los pequeños respetando sus intereses y momento evolutivo.

“Cuando un niño se siente seguro de sí mismo, deja de buscar aprobación en cada paso que da” María Montessori

ENFOQUE REGGIO EMILIA

Es un enfoque en el cual, el niño siempre es el protagonista de su proceso de aprendizaje y donde el ambiente es tan importante que es considerado “El tercer maestro”.

 

Es esencial que el espacio cuente con diversidad de materiales naturales, organizados de forma que los niños siempre puedan acceder a ellos cuando lo necesiten.

 

La colaboración de la familia es otro de los puntos a destacar, por ello en nuestro proyecto las familias son un  pilar fundamental.

 

En Reggio se le da especial importancia al arte, como otra forma más de expresión. El “Atelier” es uno de los espacios principales para ello, el cual debe estar dotado de multitud de materiales artísticos que permitan al niño experimentar.

El niño tiene cien lenguajes, cien manos, cien pensamientos, cien formas de pensar, de jugar y de hablar, cien siempre cien formas de escuchar, de sorprender, de amar, cien alegrías para cantar y entender” – Loris Malaguzzi –

enfoque reggio emilia2
pedagogia pikler

APORTACIONES EMMI PIKLER

Emmi Pikler concibió  una nueva forma de ver al niño, como un ser capaz de desarrollarse de forma autónoma. Las diferentes fases del desarrollo motor se dan cuando el niño está preparado para ello sin  ayuda del adulto. Esto convierte al adulto en mero observador de la actividad del niño, mostrando apoyo y cariño para estimular e incentivar su desarrollo.

“El niño que llega a algo por su propio medio, adquiere conocimientos de otra naturaleza, que el que recibe la solución totalmente elaborada” Emmi Pikler

¿Quieres una educación diferente?