Alma Montessori

Alma Montessori somos todas las personas que conforman este proyecto: profesores, familias, niños, colaboradores, y todas aquellas personas que aportan su grano de arena a esta gran aventura.

Nuestros Comienzos

Este proyecto nace desde la más profunda admiración hacia la infancia y desde la creencia de que otra educación es posible.

 

Dos hechos importantísimos nos hicieron ver que las cosas se pueden hacer de otra forma; por un lado nuestra experiencia en la escuela tradicional, y por otro, la experiencia de formar una familia.

Proyecto Educativo

Apostamos por una educación respetuosa, donde prima el ritmo evolutivo de cada niño; donde se tienen en cuenta sus intereses y donde existen la libertad y los límites.

 

En nuestro espacio no tienen cabida los premios y castigos, apostando por las herramientas que nos facilita la disciplina positiva.  Los niños son los verdaderos protagonistas de su proceso de aprendizaje.

 

En Alma Montessori los niños no hacen lo que quieren, sino que quieren lo que hacen.

exterior

Nuestro Equipo

«El niño, guiado por un maestro interior trabaja infatigablemente con alegría para construir al hombre. Nosotros, educadores, sólo podemos ayudar… así daremos testimonio del nacimiento del hombre nuevo.» María Montessori

Ana

En 2015 comencé mi trayectoria como co-fundadora en este proyecto. Mi aproximación inicial fue como madre que buscaba una alternativa respetuosa para mi hijo de 4 años. En ese momento cursaba la titulación de profesora de infantil y no paraba de hacer cursos que me acercaban poco a poco a este mundo.

 

Me perseguía una gran inquietud e interés en creer que había otra forma de acompañar el proceso educativo en los niños. Comencé esta aventura con grandes miedos e inseguridades, pero a día de hoy puedo decir lo feliz que soy al tener la oportunidad de aprender y confiar en cada niño; es un verdadero placer vivir esta gran experiencia. Y como mi inquietud y deseo de aprender no descansa, en la actualidad me estoy formando como guía de Casa de Niños. ¡Hay tanto que aprender del alma de cada niño, que sería una pena no aprovecharlo!

Dori

Durante mi crecimiento personal me he dado cuenta que cuidar con cariño y respeto a los infantes es primordial para que su desarrollo sea lo más pleno posible. El poder ofrecerles, desde la educación está posibilidad, es para mí un regalo, con el que estaré siempre agradecida.

 

Educar es lo mismo
que poner un motor a una barca…
Hay que medir, pensar, equilibrar…
y poner todo en marcha.
Pero para eso,
uno tiene que llevar en el alma
un poco de marino…
un poco de pirata…
un poco de poeta…
y un kilo y medio de paciencia concentrada.
Pero es consolador soñar,
mientras uno trabaja,
que ese barco, ese niño,
irá muy lejos por el agua.
Soñar que ese navío
llevará nuestra carga de palabras
hacia puertos distantes, hacia islas lejanas.

Laura

De pequeños nos preguntan por nuestros sueños, por nuestras inquietudes, por nuestro futuro. Conforme veías la vida en aquellos momentos poco tiene que ver a cuando te haces adulto, todo cambia. Pero como adulto siempre hay un antes y un después y en mi caso vino con la maternidad. Ese punto de inflexión y de cambio vino cuando tuve a mi primera peque. A la que veo hoy casi 4 años después, disfrutar de la vida, disfrutar del aprendizaje que se ve favorecido por el entorno y por las personas que la acompañan. Y todo esto aún se afianza más cuando veo a mi segunda peque, tan diferentes como son, pero teniendo cabida en el mismo lugar ambas en el que se pueden expresar, en el que se las tiene en cuenta como seres humanos en crecimiento, que son escuchadas, que son respetadas y queridas. Y mi mayor felicidad es poder formar parte de ese equipo que quiere, pretende y hace posible que todo esto ocurra.

Morag

Soy niña pisciana y me crie y eduqué en Escocia, donde creció mi pasión por las lenguas extranjeras y el teatro. Dándome cuenta que encontrar salida profesional en este último iba a ser complicado, opté por el primero y me formé para enseñar inglés como lengua extranjera. Una estancia en España a mis 17 años como au pair, y posteriormente unas vacaciones veraniegas en el pirineo aragonés consolidó mi amor por las tierras españolas y me vine a trabajar como profesora de inglés, la profesión la cual ejerzo desde hace más de veinte años.

 

Soy amante de la naturaleza, del deporte y de la cocina, ¡cuando el tiempo libre lo permita!

Pedro

Pedro Valenzuela Martínez. Diplomado en Magisterio de Primaria. Guía Montessori AMI de Casa de Niños y Taller. Apasionado de la educación y del ser humano. Todo empieza por observar al niño, conocerlo y a partir de ahí atender sus necesidades de desarrollo como ser humano único e irrepetible que es. Un auténtico privilegiado de poder formar parte de un proyecto educativo tan humano y respetuoso con las niñas y niños; y afortunado, porque gracias a ellos puedo desprender lo mal aprendido. Son mis maestros del día a día. Construyendo comunidad. Cada niño tiene un maestro dentro, nuestra misión es la de escucharlo y hacer que florezca.

Silvia

Entre Sierra Espuña y Carrascoy
Entre naranjos y oliveras, gallinas y conejos
Con mis abuelos y mis padres, primos y vecinos
Entre la escuela y el campo, fui creciendo, me fui adaptando
Entre el deporte y los amigos, la Libertad y los Límites
Con compañeros y compañeras, niños y niñas
Entre la universidad y Montessori, crear y soñar
Entre grandes personas, patrones y costuras, fui tejiendo mi aprendizaje
Fui dando puntadas y despuntadas, formando la persona que hoy día soy
Y ente Alhama y Cartagena, pienso en la oportunidad de acompañar
A los pequeños soñadores y soñadoras que acompañamos cada día.

Silvia Guerrero
Guía Montessori para Casa de Niños
Acompañante en Nido

¿Quieres una educación diferente?

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies